Monthly Archive octubre 2016

El uso de palitos de pan finos en el food design

food design

Food design: ¿a que nos referimos con este término?

El food design es una tendencia de la gastronomía en donde se involucran los mismos alimentos para la preparación de platos elaborados y diseñados que van mucho mas de un simple bocado. En muchos países, principalmente en España, que tiene una gran historia de gastronomía esta tendencia se esta haciendo muy popular. Ya que nadie compra los alimentos únicamente por el sabor y el olor, el food design esta siendo analizado inclusive por los expertos de marketing, quienes entienden que la presentación de los alimentos es clave a la hora de comprar.

Nueva disciplina

El food design surge como una nueva disciplina emergente que busca comunicar ideas a través de la comida. Con esto, se produce la innovación de alimentos, servicios y nuevos productos aportándoles significados sensoriales y cognitivos. En el food design existen distintas categorias entre las que están diseño con comida, diseño de productos alimenticios y diseños para alimentos. El pionero de esta rama es el ingeniero industrial de origen catalán Martí Guixé. Los diseños se pueden realizar con casi todo tipo de alimentos, desde vegetales hasta palitos de pan finos.

Los palitos de pan de Piavettini

Piavettini fabrica productos derivados del pan utilizando harina y aceite de oliva 100% extra virgen de origen italiano. Estos productos son ideales para incluirlos en diseños con comida por su forma y tamaño, lo que los hace ideales y fáciles de adaptar a cualquier forma. Su consistencia y su fuerza los convierte en un elemento ideal incluso para soportar otros alimentos y para servir de base. Estos productos se pueden conseguir casi en cualquier supermercado y son ideales también para compartir con amigos acompañados de salsas y dips, ya sea caseros o enlatados.

La popularidad de los deliciosos palitos italianos

palitos italianos

Los grisines tienen una larga y exitosa historia

Los grisines son los típicos palitos crujientes de pan de origen italiano que nos sirven de acompañamiento para multitud de platos. Originarios del siglo XVII, en principio fueron un producto medicinal para personas a las que la miga blanda del pan les producía molestias. En la actualidad, los grisines son producto habitual en la cocina italiana y un complemento delicioso para nuestras comidas.

Grisines aromatizados con múltiples hierbas y condimentos

Los palitos italianos que conocemos como grisines, utilizados como aperitivo o acompañantes de todo tipo de platos, salsas, patés o ensaladas están muy arraigados en aquel país. Esos palitos alargados que en España se pueden traducir como colines o picos han sido elaborados de múltiples formas y con diferentes aromas. Podemos encontrar grisines aromatizados con casi cualquier hierba o condimento que se nos ocurra, mezclando la masa con sésamo, amapola, romero, tomillo o incluso frutos secos o pedazos de coco. Esos mismos condimentos proporcionan a los grisines diferentes colores, aunque mantengan su textura crujiente característica.

Los grisines de Piavettini, ligeros y recubiertos por una capa de semillas de sésamo

Los palitos italianos elaborados por Piavettini, empresa italiana de panadería ubicada en el Véneto, con experiencia de una década, son algo más cortos que los grisines clásicos. Sin embargo, su proceso propio de elaboración, con las mejores harinas seleccionadas y el aroma y sabor del mejor aceite de oliva extravirgen de los cultivos italianos dota a estos grisines de una textura más espesa. Los palitos de pan de Piavettini son ligeros y recubiertos de una capa de semillas de sésamo. Empaquetados de forma cuidadosa para asegurar su conservación duradera en las mejores condiciones, los grisines de Piavettini son adecuados para tomar en cualquier momento del d

Palitos de pan envueltos individualmente Piavettini, un aperitivo nutritivo y sano

palitos de pan envueltos individualmente

Los grisines son palitos de pan de conservación duradera

Una experiencia de casi 10 años trabajando en el sector de la panadería ha permitido a la empresa italiana Piavettini atinar con la elaboración de sus ricos grisines. Suculentos, muy sanos y con mayor espesor que los habituales palitos de pan del mercado, estos grisines son ideales para cualquier momento del día. Toda la gama de grisines de Piavettini está elaborada de forma cuidadosa y empaquetada de modo que se asegure su conservación perfecta. Uno de sus productos más versátiles son los palitos de pan envueltos individualmente.

Un aperitivo rico y nutritivo envuelto de forma individual

Estos palitos de pan envueltos individualmente son muy adecuados para llevar encima y aportan muchas ventajas para tomar un aperitivo nutritivo. Su color oro tostado y su aroma y sabor matizado con aceite italiano de la mayor calidad los hacen muy atractivos. Su empaquetado individual aumenta sus óptimas cualidades de conservación, ampliando hasta 8 meses la posibilidad de mantener estos palitos de pan en las mejores condiciones, sin perder nada de su sabor. Muy sanos y nutritivos,  sin aditivos ni conservantes, los grisines de Piavettini están elaborados con harinas escogidas o con granos de Khorasan Kamut, aptos para personas con sensibilidad o intolerancia al trigo. Así, cada 100 gramos de grisines aportan 14,8 gramos de proteínas y tienen un valor energético de 455,7 Kcal.

Palitos de pan que combinan con todo tipo de alimentos

Los grisines de Piavettini combinan muy bien con alimentos dulces o salados. Los palitos de pan envueltos individualmente son una buena solución para combinar con embutidos, jamón o cualquier tipo de queso, constituyendo un riquísimo tentempié. Igualmente, untando los palitos de pan con mermeladas de frutas de distintos sabores podemos proporcionar a nuestro organismo un aperitivo sano y delicioso.

Palitos salados – Grisines, un sabor italiano

palitos salados

Cómo se preparan

Los palitos salados de Piavettini son bocados crujientes que resultan un delicioso aperitivo antes de los primeros y los segundos platos. Más cortos y gruesos que los grisines tradicionales, están hechos con harina de trigo y aceite de oliva extra virgen de primera calidad, 100% italiano. Recién horneados, se los envuelve en un paquete que mantiene intacta su fragancia. No se añaden conservantes en la preparación de la masa, que se deja reposar 24 horas para que actúe la levadura.

Del pasado al presente

Para encontrar el secreto del gusto y aroma de estos bocados hay que viajar al pasado, a aquellos tiempos en que la pastelería artesanal era la regla. Los productores esperaban el ciclo de la siembra, el pasar de las estaciones, para, después, fabricar la harina. Se trataba, nada más y nada menos, que de su modo de vida. Esa misma harina, junto al aceite de oliva extra virgen, dan forma a los palitos salados, una tradición que llega del pasado para deleitar el paladar de las generaciones presentes.

En la variedad está el gusto

Piavettini ofrece una variedad de productos, compuestos por ingredientes que son el fruto de una tierra generosa. Con un sabor auténtico del pasado, los grisines vienen en paquetes de 200 y 400 gramos, además de una versión en paquete individual. Tienen semillas de sésamo en la superficie y el sutil aroma que les da el aceite de oliva extra virgen. Excelentes para acompañar cualquier plato, combinan a la perfección con jamón crudo, queso fresco o embutidos, acompañados de una buena copa de vino. Además, la versión Kamut® de los grisines, saludable como ninguna, tiene granos orgánicos con un alto valor nutricional, una importante cantidad de minerales como el selenio, y un buen contenido de proteínas. Además, el grano Kamut® es una buena alternativa para aquellos con hipersensibilidad al trigo.