Los grisines son palitos de pan de conservación duradera

Una experiencia de casi 10 años trabajando en el sector de la panadería ha permitido a la empresa italiana Piavettini atinar con la elaboración de sus ricos grisines. Suculentos, muy sanos y con mayor espesor que los habituales palitos de pan del mercado, estos grisines son ideales para cualquier momento del día. Toda la gama de grisines de Piavettini está elaborada de forma cuidadosa y empaquetada de modo que se asegure su conservación perfecta. Uno de sus productos más versátiles son los palitos de pan envueltos individualmente.

Un aperitivo rico y nutritivo envuelto de forma individual

Estos palitos de pan envueltos individualmente son muy adecuados para llevar encima y aportan muchas ventajas para tomar un aperitivo nutritivo. Su color oro tostado y su aroma y sabor matizado con aceite italiano de la mayor calidad los hacen muy atractivos. Su empaquetado individual aumenta sus óptimas cualidades de conservación, ampliando hasta 8 meses la posibilidad de mantener estos palitos de pan en las mejores condiciones, sin perder nada de su sabor. Muy sanos y nutritivos,  sin aditivos ni conservantes, los grisines de Piavettini están elaborados con harinas escogidas o con granos de Khorasan Kamut, aptos para personas con sensibilidad o intolerancia al trigo. Así, cada 100 gramos de grisines aportan 14,8 gramos de proteínas y tienen un valor energético de 455,7 Kcal.

Palitos de pan que combinan con todo tipo de alimentos

Los grisines de Piavettini combinan muy bien con alimentos dulces o salados. Los palitos de pan envueltos individualmente son una buena solución para combinar con embutidos, jamón o cualquier tipo de queso, constituyendo un riquísimo tentempié. Igualmente, untando los palitos de pan con mermeladas de frutas de distintos sabores podemos proporcionar a nuestro organismo un aperitivo sano y delicioso.